Negocios

Por qué un software global es clave para un negocio internacional

Un negocio internacional requiere, en la mayoría de los casos, de una gestión mucho más coordinada y precisa. Y es que, estandarizar la forma de operar a nivel mundial, es la única forma de mantener el control y garantizar, de esta manera, la productividad y el éxito de la empresa.

Pero, ¿qué se entiende por negocio internacional? Las empresas multinacionales son aquellas que, a pesar de haber sido fundadas y registradas en un determinado país, tienen filiales en diferentes países. Este tipo de organizaciones son esenciales para el desarrollo económico de un país, ya que además de crear empleo, son actores clave en la transmisión del conocimiento así como en la apuesta por el I+D.

Resulta evidente que las organizaciones internacionales son, en términos generales, las más complejas, pues necesitan acatar las leyes y las normativas de cada uno de los países en los que están presentes. Por eso, una de las soluciones más eficaces para este tipo de empresas es contar con un global ERP software, es decir, un sistema de gestión que les permita disponer de toda la información, en diferentes idiomas y en una única fuente de datos. 

¿Qué beneficios aporta un software global a un negocio internacional?

La rápida implementación o puesta en marcha de un software global es su principal ventaja. Se trata de una solución estándar que está lista para ser usada, por lo que, supone un bajo coste de inversión y un tiempo de implantación reducido. En definitiva, un negocio que integre un software internacional podrá ponerlo en marcha y operar a través del mismo en un periodo de tiempo muy breve.

Normalmente cuando se decide implantar el mismo software global a nivel internacional, se opta por un proveedor de soluciones ERP capaz de proporcionar una solución multi-idioma y multi-legislación, y que posea oficinas propias en los diferentes países, para acompañar directamente al cliente en la implementación. Esto es, sin duda, una ventaja enorme ya que el deployment se hace más rápidamente y aprovechando el know how aprendido.

Además, una consolidación financiera sencilla a nivel global es otro de los beneficios que estas soluciones pueden aportar a un negocio internacional. Los procesos financieros se vinculan de forma automática a una fuente central de datos, a través de la cual se pueden coordinar y gestionar los presupuestos, las previsiones y demás aspectos relacionados con la contabilidad de la empresa, independientemente del tipo de cambio y moneda. Asimismo, la sencillez y la rapidez con la que se registra cada operación, permite disponer de información actualizada y en tiempo real, eliminando cualquier tipo de barrera.

Un desarrollo global del software también permite la personalización local sin dejar de ser esa fuente central de información. Esto supone una gran ventaja, puesto que se pueden digitalizar y optimizar todos los procesos globales de la organización, mientras se cubren con total seguridad todas las leyes y las normativas locales de los distintos países.

En definitiva, a pesar de que gestionar la internacionalización de una empresa es de lo más complejo, lo cierto es que un software de comercio internacional puede aportar muchísimas ventajas. Disponer en un único sistema de toda la información relevante, facilitará considerablemente tanto la comunicación como la estandarización y el cumplimiento de todos los procesos, garantizando, por ende, el éxito de la organización.

ES Select your country