Choose a different country or region if you want to see the products and prices for your location. Click Continue to go to the selected country or region.

Noticias

10 tendencias que marcan el futuro de las ventas al por mayor

10 tendencias que marcan el futuro de las ventas al por mayor

La evolución de las innovaciones va hoy en día más rápido que nunca. ¿Qué significan los últimos avances tecnológicos para el sector de las ventas al por mayor? ¿Cómo se pueden aplicar estos avances a los procesos de negocios más recurrentes del comercio mayorista? ¿Cómo va a ser el mayorista del futuro? Todas estas son preguntas muy importantes y, a la vez, aspectos en los que los comerciantes tienen que pensar no mañana, sino hoy mismo. ¿No estás seguro por dónde empezar? ¡Aquí te dejamos las 10 tendencias que marcarán el futuro de las empresas de ventas al por mayor que están listas a dar el siguiente paso!

1. El “Internet de las cosas”

El Internet de las cosas (Internet of Things, en inglés), junto con el SMAC (Social, Mobile, Analytics y Cloud), es una realidad que cada vez toma más relevancia. Se trata de un concepto que abarca ideas como la digitalización, el M2M (comunicación máquinas a máquinas, del machine to machine en inglés), el big data, los drones, la realidad aumentada, la tecnología wearable (los objetos conectados como las gafas para la realidad virtual o los relojes inteligentes) o la robótica, por ejemplo. Todos estos avances tecnológicos facilitan el cambio y abren un mundo de oportunidades que antes no había. El internet de las cosas está en nuestras vidas para quedarse y los nuevos patrones que se le asocian son cada día más visibles.

2. E-commerce

La nueva generación está comprando de una forma distinta, vive de una manera diferente y toma decisiones distintas. Internet ha cambiado nuestra forma de pensar, de actuar y, sobre todo, de comunicarnos. No obstante, muchas de las estructuras que giran en torno al espacio de trabajo y a nuestras vidas se han quedado con nosotros, aunque de forma modificada. Los problemas generados en las tiendas normales y corrientes y la irritación de los consumidores son sólo dos de las razones por las que el e-commerce ha crecido tanto en los últimos años. Ante esta gran evolución del e-commerce, las empresas se han visto obligadas a adaptarse al cambio, con el fin de cumplir con las expectativas cambiantes de los clientes.

3. Cambios en la cadena de suministro

En un futuro cercano, el consumidor y el mercado van a ser completamente distintos. La forma de buscar opciones de compra del potencial cliente y su forma de hacer la compra han cambiado, es por ello que el proceso entero de compra-venta se ha modificado también. Obviamente, todo ello afecta también a los mayoristas, que se han visto forzados a adoptar estos cambios disruptivos si quieren que los negocios sobrevivan. Gracias a tendencias como la omnicanalidad y al crecimiento del número de empresas similares en modelo de negocio al de Alibaba, todos estos cambios ya comienzan a ser visibles. Se trata de nuevos modelos de negocio donde el consumidor le compra directamente al productor, sin que haya un intermediario. Y es por ello que podemos hablar de precios reducidos hasta un 90% en determinados casos. Por ejemplo, pagándole a Alibaba, en vez de directamente al productor, el consumidor tiene más seguridad, ya que el vendedor recibe el dinero sólo si el consumidor está satisfecho, 28 días después de haber efectuado la compra. Está claro que es momento de ponerte a pensar cómo va a ser la cadena de suministro para tu negocio dentro de 5 años.

4. Globalización

Los comerciantes están viendo como las cadenas de suministro se están convirtiendo en internacionales. La globalización junto con la aparición de nuevos socios de negocios más allá del propio país, y los recursos offshore, están ligados inevitablemente a nuevas oportunidades de negocios.

5. Industria inteligente

Si en el 2015 durante el seminario “Smart Industry kick off” en Holanda se hablaba sobre las mejoras que los negocios podían esperar gracias a la implementación de la tecnología inteligente, hoy en día y solamente 2 años después de dicho evento, esas ventajas son una realidad: un 60% menos costes de electricidad, un 80% menos uso de agua, un 90% menos productos químicos usados y costes salariales reducidos hasta la mitad. Todo ello gracias a la robótica, al internet de las cosas o a tecnologías como la impresión en 3D, esta última siendo una de las cosas que más tiempo llevan en el mercado y que se ha convertido en una tecnología de uso común.

6. Servicios de valor añadido

Teniendo en cuenta todos los cambios por los que ha pasado en los últimos años la cadena de suministro, seguir siendo competitivo hoy en día es, desde luego, un reto. Los comerciantes tienen que demostrar cuál es el valor añadido de sus servicios e intentar, en la medida de lo posible, eliminar de la cadena de suministro los intermediarios para una relación más cercana con el cliente potencial. Cada día más empresas están añadiendo a sus negocios nuevos servicios y técnicas como:

  • el Vendor Managed Inventory (aprovisionamiento del almacén del cliente por el propio proveedor)
  • el drop shipping (el minorista no cuenta con los productos en sus instalaciones, al ser el propio mayorista el que se encarga de entregar la mercancía al cliente final)
  • re-etiquetado de los productos
  • soporte online mejorado
  • vídeo-consejos y formación para el usuario
  • inventario en consignación
  • reenvasado
  • servicios basados en la geolocalización
  • programas de fidelización de los clientes

7. Cumplimiento de las normas de comercio internacional

Durante los últimos años ha habido muchísimos cambios en los estándares y legislaciones de comercio internacional. Aunque al principio se pensaba que estos cambios se iban a aplicar más bien al sector farmacéutico y alimentario, lo cierto es que cada día más industrias se han sumado al carro de las empresas que dan importancia a prácticas y servicios como la rastreabilidad, la seguridad, el EDI (Electronic Data Interchange, intercambios de documentos entre los sistemas informáticos de las empresas), la higiene, el etiquetado y el envasado de los productos. Si la actividad principal de tu empresa es la importación y/o exportación de productos, tienes que adaptarte a las normas existentes en cada uno de los países. ¡Asegúrate de tener claros los procedimientos para cumplir las normas de comercio internacional!

8. La nube y los servicios de cloud computing

Tanto en el mundo B2B como en el B2C, el cambio es notable. Hoy en día ya no se adquieren tantos programas de software físicos, las empresas internacionales usan más programas online, por no hablar del hecho de que la tendencia es incluso más potente para las empresas B2C. Pensemos en negocios como Uber o Greenwheels: la gente ya no compra coches, adquiere un servicio cuando lo necesita para trasladarse de un lugar a otro. Al fin y al cabo, hablamos de un cambio de paradigma, un cambio fundamental en nuestra forma de pensar y en nuestras decisiones sobre dónde gastar nuestro dinero.

9. Big Data

Mediante la recopilación y el análisis adecuado de la información que tu empresa posee vas a poder identificar nuevas oportunidades de negocio, acercándote, de esta forma, a una economía de escala, alcanzando niveles óptimos de producción y produciendo más a menor coste. Tener más datos a analizar conduce a informes más precisos que, a su vez, ayuda a una toma de decisiones más eficaz. El resultado: la excelencia operacional, menos costes de producción y una gestión eficaz del riesgo.

Ahora mismo estamos en el punto en el que todos necesitamos hacer una selección de la información que encontramos y lo mismo le ocurre a las empresas, ya que no todo sirve para poder tomar decisiones de negocio. Si las decisiones se toman durante la fase operacional de los proyectos, mejor todavía, porque así se pueden conseguir aún mejores resultados.

10. Sostenibilidad

Trabajar en la sostenibilidad de una empresa supone mejorar la cualidad de los servicios que ésta ofrece y también ser innovador. Se trata de colaborar y actuar de forma inteligente pensando en el futuro de la empresa, preocupándose por la prosperidad y el bienestar de todos -accionistas, empleados, socios de negocios…-. Definiríamos la sostenibilidad como el encuentro del equilibrio entre los intereses de las personas, del planeta y de la empresa. La importancia de la sostenibilidad está creciendo en todos los sectores de la economía. A veces hablamos de presiones hechas por organizaciones cuyo objetivo es asegurarse de que las prácticas de responsabilidad social corporativa se están cumpliendo, otras veces son los propios consumidores -de manera individual o a través de grupos- los que requieren que las empresas sean responsables y que demuestren profesionalidad.

Y tu empresa, ¿está lista para afrontar estos nuevos retos? ¿Cómo estás planteando tu progresión hacia el mayorista del futuro? Si sigues estas tendencias e intentas adaptarte al cambio, serás capaz de comprender mejor qué significan todos estos cambios para tu negocio, para el sector en el que operas y, sobre todo, para tu consumidor final. Las empresas que seguirán existiendo y teniendo éxito en el futuro serán las que consigan ser suficientemente flexibles y permisibles a la hora de encontrar las nuevas oportunidades que estos cambios están posibilitando.

ES Select your country