Fabricación

5 formas de reducir el desperdicio en procesos de producción

El desperdicio, los residuos y los materiales desechables son consecuencias inevitables del sector industrial y de sus procesos de producción. Sin embargo, la responsabilidad social de la empresa respecto a los desperdicios debe ser exigente y disponer de la estrategia y la planificación adecuada así como de los medios necesarios para reducir considerablemente -incluso llegar casi a evitar- los efectos negativos de estos procesos.

En este sentido, se pueden adoptar comportamientos para la eliminación de desperdicios en las empresas. Sin embargo, es muy importante comprender previamente qué se entiende por desperdicio. Un desperdicio es todo aquel material sobrante en la producción de un determinado producto, tales como las piezas excesivas, las que no cumplen con las especificaciones, el material dañado o el material residual como chatarra o productos químicos.

Para poder eliminar, en la mayor medida de lo posible, el desperdicio, a continuación se enumeran 5 medidas que las compañías pueden tomar. Además, si toda la información acerca de los desperdicios en una empresa queda registrada en un ERP para fabricación, se obtendrá una visión general sobre la situación en todo momento, y la toma de decisiones será mucho más acertada.

Conozca a continuación, las 5 formas de reducir el desperdicio en los procesos de producción:

Contar con una estrategia y un plan específico para el desperdicio

Una estrategia para la gestión del desperdicio es la mejor manera de evitar costes superiores, ya que se podrá establecer con antelación cuál será la cantidad aproximada del mismo. Asimismo, este tipo de planes darán lugar a nuevos planteamientos, como por ejemplo, si es posible reducir, a medio y largo plazo, la cantidad de desperdicios si se toman las medidas adecuadas.

Reducir los errores de la mano de obra

Ofrecer a los empleados de producción la formación adecuada con el fin de evitar descuidos, negligencias, usos incorrectos o irresponsabilidades, entre otros, es otra forma eficaz de reducir el desperdicio. Por supuesto, contar con iniciativas que fomenten la conciencia sobre la calidad y los costes de los procesos de producción, es otra parte importante en relación al capital humano.

Procesos optimizados

La reducción del desperdicio de una empresa empieza desde el propio diseño del producto, teniendo en cuenta las particularidades de cada uno. Por ello, una buena cooperación entre diseñadores y empleados de producción, será garantía de éxito.

Almacenamiento de stock

Los materiales de una fábrica deben ser almacenados en el lugar adecuado según sus características. Se trata de un aspecto imprescindible para evitar el desperdicio y disponer del material necesario -y no en exceso-, y en definitiva, para optimizar y mejorar el proceso de producción completo.

Materiales de devolución

Por último, y en relación con el punto anterior, si los materiales excedentes tuvieran la calidad y el valor suficientes, vale la pena devolverlos al almacén para poder darles otros usos. Es una iniciativa que, mientras que optimiza el proceso, sirve como registro del porcentaje de desperdicio.

Aunque estas 5 tácticas son de lo más útiles, contar con un software ERP para fabricación donde se registren todos los datos sobre el desperdicio, ayudará considerablemente a su reducción. Póngase en contacto con nosotros para más información acerca de esta solución digital.

ES Select your country