Las 4 valiosas lecciones de Max Verstappen para las empresas

Escrito por Exact. Publicado en Noticias

Una promoción dentro de la escudería, ganar su primera carrera con Red Bull Racing y, además, uno de los estilos de pilotaje más espectaculares de la Fórmula 1; 2016 representó para Max Verstappen la transición, de gran talento a estrella internacional. Pero, ¿qué podemos aprender de él y su equipo Red Bull?

Lección 1: El director financiero como ingeniero de carrera

«Sí, se me aceleró un poco el corazón». Esa fue la respuesta, más bien seca, de Max Verstappen sobre cómo mantuvo el control de su coche durante aquel derrape en Brasil. Mientras que el mundo entero mantenía la respiración, él mantuvo la calma y el control. Este sería un buen resumen de su personalidad. Después de la carrera, le preguntaron cómo había podido mantener el coche bajo control: un 50 % fue suerte y el otro 50 % habilidad. Incluso a toda velocidad, y en cuestión de un segundo, sabía lo que tenía que hacer para que su coche volviese a la pista. Mientras que Max toma estas rápidas decisiones en su coche, un equipo de 100 personas (ubicados principalmente en la ciudad inglesa de Milton Keynes) trabaja entre bastidores analizando de manera científica todos los datos. En el paddock, los analistas leen los datos de los 1500 sensores con los que está equipado el coche. Durante la carrera, Max permanece en contacto con este ejército de analistas de la información a través de su ingeniero de carrera. Cada decisión, desde la parada en boxes hasta los cambios de neumáticos, pasando por muchos otros ajustes, está fundamentada en datos, y el ingeniero de la carrera pasa estas decisiones a Max. Cada carrera empieza con un plan claro. Sin embargo, en cuanto ocurre algo imprevisto, ellos pueden tomar la decisión correcta basándose en los datos.

El papel del ingeniero de carrera es idéntico al que desempeña el director financiero en una organización. Es el enlace entre los datos y el piloto; entre los datos y la empresa. Cuando los análisis de mercado y las decisiones empresariales se basan en información en tiempo real, puedes responder de manera rápida y precisa si ocurre algo inesperado. El director financiero es la clave para mantenerse por delante de la competencia, con su piloto (el consejero delegado) y los datos.

Lección 2: Formar un equipo ganador

La filosofía de Red Bull Racing es la de dar oportunidades a los jóvenes talentos. Esta es precisamente la razón por la que eligieron promocionar a Max Verstappen después de su gran actuación en las primeras carreras en el «segundo equipo», la escudería Toro Rosso. La respuesta de los medios de comunicación fue abrumadora, así que Max tuvo que enfrentarse a una gran presión para demostrar su talento. ¿Cómo te acostumbras a un coche nuevo en una semana y te familiarizas con un equipo nuevo? Él lo consiguió mostrando una gran seguridad en sí mismo, en sus conocimientos y sus habilidades, así como confiando en el equipo que tiene detrás.

Como director financiero, también debes tener la seguridad de que cada miembro de tu equipo es la persona correcta para traducir los datos en información relevante con la que se puedan tomar decisiones estratégicas.

Además, es interesante ver que, a pesar de su edad, Max es capaz de pilotar más rápido que muchos pilotos experimentados. Su habilidad tecnológica y sus ideas quizás le dan una ventaja sobre la generación anterior de pilotos. Se sale del camino establecido, y esto es lo que le hace ganar. Es algo que da que pensar: ¿no deberíamos aprovechar más nosotros también este tipo de talento joven en los departamentos financieros (y en las empresas) para crear equipos ganadores?

Lección 3: Continuar planificando con antelación

En cuanto Max pone el pie en el pedal, su equipo ya está preparándose para la siguiente carrera. De hecho, el equipo también trabaja ya para fabricar el coche de la próxima temporada. Cuando las cosas van bien, es tentador conformarse con la situación actual y no cambiar. Sin embargo, no contar con un plan de futuro puede ser muy perjudicial a largo plazo.

Max es el agente de cambio de la Fórmula 1: tiene éxito porque hace las cosas de manera diferente. Solo hay que ver sus maniobras de adelantamiento de esta última temporada. Son poco convencionales y desafían los límites de lo que permiten las reglas. Por eso, muchas veces causan tanto protestas como admiración, pero la gente de la Fórmula 1 también tiene que aceptar que esto es el futuro. Lo mismo ocurre con las empresas que siguen haciendo lo mismo que se ha hecho siempre. Si sigues así, las empresas más jóvenes, que tienen la valentía de salirse de la norma, te adelantarán.

Si trabajas de manera reactiva y en función de lo que va surgiendo, siempre irás por debajo en el marcador. La planificación debe tener un papel prominente en tus tareas diarias. Esto significa que el equipo debe disponer de herramientas capaces de proporcionar información extensa y en tiempo real sobre la organización. Al mismo tiempo, tienes que seguir trabajando con agilidad para responder rápidamente a nuevas oportunidades, mercados y posibilidades. Nunca se sabe lo que hay a la vuelta de la esquina. La capacidad de adaptación es crucial tanto para las empresas como para los equipos de Fórmula 1. La combinación de información basada en datos en tiempo real, con la flexibilidad para responder cuando corresponda, es la clave del éxito.

Lección 4: Contribuir correctamente a un proceso de cambio

Un coche de Fórmula 1 nunca está terminado. En cada gran premio se realizan más de 1000 ajustes, lo que suma un total aproximado de 30 000 cada temporada. Después de todo, cada circuito tiene características diferentes a las que el coche debe adaptarse con una precisión científica. Además, se emplean también los datos de la carrera anterior para implementar mejoras.

Si un equipo de Fórmula 1 no invierte en nueva tecnología, tiene garantizada la última posición en la parrilla.

El cambio también es la única constante en las empresas. La transformación digital, la optimización de los procesos de negocio y el trabajo constante por la empresa y el empleado del futuro son las claves para el éxito. Para que una empresa se mantenga ágil, es imprescindible que la información más precisa de todas las unidades de negocio esté disponible. Saber cómo se gasta cada euro ayuda a cumplir los objetivos de la empresa. Y una asignación correcta de los recursos resulta también esencial.

Es muy importante que, durante los procesos de cambio, el director financiero cree una base estable. La colaboración y la comunicación entre la organización y el departamento de finanzas deben ser óptimas. Cada disciplina dentro de la empresa tiene intereses diferentes y corresponde al director financiero asegurar que esos intereses estén alineados.

Los equipos de Fórmula 1 están entre las unidades de negocio más ágiles, ya que buscan constantemente nuevas maneras de desarrollar y mejorar su actividad. Algunas de las cosas que podemos aprender de ellos son: asegurarte de contar con las mejores personas en tu equipo, de tener acceso a los datos en tiempo real y de poder interpretarlos para beneficiar a tu organización. Así es como tu negocio podrá alcanzar la pole position.

Whitepaper El director financiero en 2017

El director financiero en 2017

¿Quieres aprender más sobre estos y otros desafíos a los que se enfrenta el CFO, así como de los factores de éxito para el crecimiento?

Descargar »