5 razones para pasarse a la nube privada

Escrito por Michiel Beek. Publicado en Biz-box

Durante años, el uso a nivel empresarial de la nube no ha sido recibido con tanto entusiasmo como el uso privado de servicios como Spotify, Netflix, Gmail o Dropbox. Sin embargo, las cosas están cambiando. Recogemos aquí, para los escépticos, cinco de las ventajas que ofrece actualmente la nube privada.

En una encuesta a nivel mundial sobre la nube realizada por la empresa norteamericana RightScale, el 59 % de las PYMES aseguraron usar servicios en la nube. Otro 34 % estaba valorando hacer sus primeras pruebas, y solo el 7 % declaró no tener interés o ninguna intención de utilizar servicios en la nube.

La encuesta reveló muchos prejuicios infundados respecto a los servicios en la nube. Los usuarios que se inician se muestran preocupados por temas de seguridad y problemas en el propio proceso de transición al nuevo sistema, asuntos que las empresas con más experiencia no consideran problemáticos.

Pensando en los escépticos, aquí damos cinco razones por las que transferir el software de gestión a la nube privada:

1. La nube privada es segura

La seguridad informática o, más exactamente, su ausencia es objeto de gran atención por parte de los medios. El hecho de que existan cada vez más sistemas y dispositivos interconectados y la presencia de Internet amplían el impacto potencial de la piratería y los ataques de virus. Quienes utilizan servidores propios para sus sistemas necesitan contar con expertos en la propia empresa que mantengan los servidores constantemente actualizados. Sin embargo, si adquieres tu software de gestión como servicio privado en la nube, estos servicios pueden externalizarse. La seguridad no es un tema secundario para los proveedores de servicios en la nube, sino más bien su principal prioridad. Puedes leer más sobre seguridad en la nube privada aquí.

2. La nube privada es cómoda

El paso a la nube privada permite el acceso a datos y aplicaciones desde cualquier lugar y en cualquier momento, ya sea mediante ordenador, tablet o teléfono móvil, y en cualquier parte del mundo. Todo ello, sin necesidad de software local y sin tener que acordarte de instalar actualizaciones. Todos los usuarios disponen siempre de la última versión y de la información correcta. Y lo mejor de todo es que otros se ocupan de todo esto sin que tu tengas que preocuparte por nada.

3. La nube privada es flexible

Tanto si tu empresa está creciendo como si ve reducido su tamaño o cambia de orientación, el cambio es algo constante. Al pasarte el software de gestión a la nube privada, tu empresa se adaptará mejor a los cambios. Solamente tienes que conectar o desconectar usuarios, y pagarás solo por lo que uses. Ni más ni menos.

4. Los costes imprevistos son cosa del pasado con la nube privada

El software de gestión en la nube privada tiene un coste mensual fijo. Por tanto, los gastos son transparentes y predecibles, a diferencia de lo que sucede con un servidor propio, cuyos costes totales tienen que incluir mantenimiento, costes de licencia y otros servicios adicionales —sin olvidar el coste de la mano de obra asociada—. Es como un coche de leasing: todos los costes, incluso los impredecibles, están incluidos en la cuota fija mensual, por lo que nunca hay sorpresas desagradables.

5. La nube privada ofrece el máximo rendimiento

En todas las soluciones en la nube privada, Exact trabaja junto con Parentix, empresa afiliada a la asociación holandesa de proveedores de hosting (DHPA). Nuestro centro de datos cumple las últimas normativas y lo gestionan expertos en las áreas de seguridad e infraestructura, lo que le asegura la calidad y la continuidad necesarias para poder usar tu software sin problemas y, en muchos casos, incluso con más rapidez que antes.

La nube privada de Exact

¿Quieres saber más sobre la nube privada de Exact?

Descargar el folleto