Lean manufacturing o producción ajustada - evitar los problemas es mejor que tener que solucionarlos

Escrito por Auke Hylarides. Publicado en Biz-box

La idea central de la producción ajustada o lean manufacturing es crear el máximo valor posible, desde el punto de vista del cliente, con el menor consumo posible de recursos, usando las habilidades y los conocimientos de los empleados que realizan las tareas. El objetivo principal es reducir los desperdicios en los procesos ya existentes, aunque es verdad que si el diseño/proceso inicial está bien realizado desde el principio, no habrá pérdidas de ningún tipo a lo largo del proceso.

El verdadero avance se produce cuando las empresas piensan en todos los factores importantes, implicados en el proceso de producción, desde cómo producen y venden sus productos, hasta cómo se maneja el transporte y la entrega de los productos.

Mejoras lean retroactivas

La manufactura-esbelta o “Lean manufacturing” se refiere a todos los cambios hechos en el proceso de producción y en la gestión de la producción con el objetivo de eliminar el despilfarro, mejorar la calidad de los productos y reducir el tiempo y el coste de producción.

Gracias a este cambio en la concepción de los procesos de manufactura, las empresas pueden anticipar los problemas que pueden intervenir en el proceso de fabricación y pueden diseñar cambios para un proceso iniciado previamente. Tomar iniciativas lean para un proceso ya iniciado ayuda a mejorar el flujo en el proceso de fabricación.

El flujo de producción en el modelo lean

Para evitar cualquier tipo de problema, lo ideal es que el modelo de producción se decida en la fase inicial, de diseño del producto. Es necesario que las máquinas adecuadas y el diseño apropiado se elijan y planifiquen desde el principio, porque, de esta forma, van a poder ser integrados también en el software ERP para fabricación sin ninguna pega o algún problema, conectándolo con el módulo de ventas o el de distribución, por ejemplo.

Las empresas se tienen que asegurar también de que los productos que van a producir en base al modelo de producción ajustada y los precios de estos productos están alineados. Este paso es esencial cuando se trata de realizar un ajuste en el flujo de un proceso ya operativo. Realizar un nuevo diseño de producto desde cero no es sencillo, y aún menos cuando hablamos de un proceso de negocios ya operativo, que incluye partes de producción y estructuración de precios y modelos de producción. Pero es algo necesario si queremos dar el paso y hacer que el cambio a otro modelo de producción, el de la manufactura-esbelta, suceda. Es la única forma de buscar la rentabilidad en una empresa y responder a clientes cada día más exigentes.

En el proceso de producción ajustada, se tienen que tener en cuenta los principios del pensamiento lean:

  • Definir el valor desde el punto de vista del cliente.
  • Identificar el corriente de valor de la empresa, eliminando desperdicios después de haber encontrado los pasos que no agregan valor al proceso.
  • Crear un flujo óptimo, hacer que todo el proceso de producción fluya suave y directamente de un paso a otro, desde la materia prima hasta el consumidor.
  • Producir por órdenes de los clientes y no en base de pronósticos de venta a largo plazo (que suelen ser bastante erróneos).
  • Perseguir la perfección. Después de haber pasado por los pasos anteriores, es posible añadir eficiencia y acercarse a la perfección.

Hablando de un flujo óptimo, pensemos en el hecho de que en muchas empresas el departamento de diseño está muy lejos, físicamente hablando, del de producción, lo que genera ineficiencia y retrasos en el ciclo de producción. En un proceso de producción ajustada, todas las personas implicadas se sientan en la misma mesa y trabajan juntos para llegar a un acercamiento óptimo del producto. Los departamentos de desarrollo, producción y marketing tienen que colaborar de forma eficiente para que el producto final sea el mejor posible.

Ingeniería de cartón

La “ingeniería de cartón” es un enfoque eficaz si queremos acercarnos a la perfección en el desarrollo de productos para los clientes exigentes. Antes de que un cliente negocie o inicie una nueva línea de producción, el proceso de producción se prueba primero en un entorno 3D, en vivo. A través de simples elementos de cartón, la empresa es capaz de construir rápidamente, probar y mejorar el proceso de producción. El equipo de diseño y producción crean el sistema o producto deseado, le dan una oportunidad e inmediatamente aplican las mejoras que se descubren. Estamos hablando de un enfoque de gran éxito que no sólo es inteligente, sino también muy fácil de usar.

Plantas de fabricación virtual

Otro acercamiento que está tomando forma por encima de la ingeniería de cartón es la realidad aumentada. Las empresas pueden crear una planta de fabricación virtual, con una línea de fabricación virtual también, y hacer todo tipo de experimentos para afinar el proceso de fabricación y llegar a la configuración óptima.

Reducción de desperdicios o despilfarros

El beneficio que más destaca en el uso de la producción ajustada es la reducción de desperdicios o despilfarros, que, a su vez, se traduce por reducción de costes y de tiempo. Todas las personas implicadas en el proceso de negocio generado entorno a la producción ajustada se ven beneficiados por este acercamiento. No se trata sólo de los ingenieros que están implicados en el proceso de diseño de producto, también del personal operativo, los miembros del departamento de producción, etc. Gracias a la manufactura esbelta, hay menos sobreproducción, tiempo de espera, exceso de procesado, costes de transporte reducidos, menos inventario, movimiento y defectos. Está claro que la calidad mejora y el tiempo de producción y el coste se reducen también.